Menu

carmelitecuria logo es

  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
Viernes, 30 Septiembre 2022 09:22

Se celebra a Teresa de Lisieux en Canadá

Una larga colaboración entre la Provincia del Purísimo Corazón de María y la Sociedad de la Pequeña Flor ha sido muy beneficiosa para ambas. Con una rama en Estados Unidos y otra en Canadá, la Sociedad promueve la devoción a Santa Teresa de Lisieux. También se la conoce por su nombre religioso de Teresa del Niño Jesús y de la Santa Faz.

Para la fiesta de la santa, el 1 de octubre, se espera que miles de personas de todo Canadá visiten el campus del Monasterio del Monte Carmelo, donde se encuentra la Sociedad canadiense de la Pequeña Flor. Se han programado diversos actos y oportunidades para que los miembros de la Sociedad y los devotos de la santa pasen el día de la fiesta de forma orante.

Debido a la pandemia de Covid, este año será la primera celebración de la fiesta de esta magnitud desde 2019.

El día de la fiesta incluye una bendición de rosas en la hermosa capilla del monasterio. A continuación, se celebra una misa en el gimnasio, con un amplio espacio para acoger a la multitud. Tras la misa, se bendecirá una nueva estatua al aire libre de santa Teresa. La estatua, regalo de los miembros de la Sociedad, es de mármol italiano.

Después de estos actos solemnes, se podrá disfrutar de los jardines y pasar un rato agradable en el Santuario de Nuestra Señora de la Paz, una iglesia parroquial con tradición de peregrinación por la paz que se remonta a la mediación entre los Estados Unidos, México y otros países de América latina en 1914. La comunidad de Nuestra Señora de la Paz acogió a los delegados y sus familias de la conferencia de paz de las Cataratas del Niágara en 1914 (llamada también Conferencia ABC) para evitar la guerra entre Estados Unidos y México.

Las reliquias de la santa francesa también serán accesibles durante todo el día en la capilla principal del monasterio. Más tarde, se celebrará una segunda misa en el gimnasio.

A través de sus oraciones y donaciones, los devotos canadienses de santa Teresa colaboran con los Carmelitas, marcando la diferencia en la vida de las personas en Canadá y en todo el mundo, según el sitio web de la Sociedad. Los miembros de la Sociedad se unen a los Carmelitas en los ministerios del Evangelio y en la educación de los jóvenes que estudian para ser Carmelitas, cumpliendo la misión de Teresa de "dar a conocer a Dios y hacerlo amar hasta los confines de la tierra" en las formas más concretas de caridad y justicia.

La Sociedad de la Pequeña Flor sigue sufragando una parte importante de los costes del programa de formación de la Provincia del Purísimo Corazón de María. Los jóvenes que quieren ser carmelitas y ministros ordenados en la Iglesia estudian en cuatro países de América: en los Estados Unidos con un prenoviciado, noviciado y programa de teología; en México con un programa de prenoviciado; un prenoviciado y programa de teología en El Salvador; un prenoviciado, noviciado y programa de teología en Perú.

Sólo seis años después de que se presentara en Roma la causa de santidad de santa Teresa, los carmelitas de Chicago celebraron la primera novena de la Pequeña Flor en la iglesia de San Cirilo en 1912. Uno de los carmelitas, el P. Albert Dolan, reconocido predicador y escritor, dio a conocer la Pequeña Flor a millones de personas. Para asegurar la continuidad de la obra, fundó la Sociedad de la Pequeña Flor en 1923. La labor del P. Dolan de promover la devoción a santa Teresa y su espiritualidad del camino de la infancia espiritual continúa casi 100 años después.

Aviso sobre el tratamiento de datos digitales (Cookies)

Este sitio web utiliza cookies para realizar algunas funciones necesarias y analizar el tráfico de nuestro sitio web. Solo recopilaremos su información si rellena nuestros formularios de contacto o de solicitud de oración para responder a su correo electrónico o incluir sus intenciones y solicitudes de oración. No utilizamos cookies para personalizar contenidos y anuncios. No compartiremos ningún dato con terceros enviados a través de nuestros formularios de correo electrónico. Su información debería ser su información personal.