carmelitecuria logo es

  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image

El Escapulario Marrón

brownscapular01 450

“El escapulario es un signo del amor permanente de María y de su constante amor maternal hacia sus hermanos carmelitas. Por su devoción al escapulario y fieles a una tradición de la Orden, especialmente desde el s. XVI, los carmelitas expresan el amor y la cercanía de María al pueblo de Dios; es un signo de consagración a María, un medio de unir al fiel a la Orden y un medio de evangelización efectivo y popular.” (Constituciones Carmelitas No. 27)

Signos en la Vida Humana Ordinaria

El mundo en que vivimos está lleno de objetos materiales que tienen un valor simbólico: luz, fuego, agua...

También existen, en la vida diaria, ciertas relaciones entre seres humanos que expresan y simbolizan significados más profundos tales como el compartir los alimentos (como símbolo de amistad), tomar parte en una marcha para protestar (como signo de solidaridad), unirse en una celebración nacional (como signo de identidad). Necesitamos signos y símbolos que nos ayuden a entender lo que está sucediendo en el presente o lo que haya sucedido anteriormente para así concientizarnos sobre de quienes somos como individuos y como grupo.

Signos en la Vida Cristiana

Jesús es el gran signo y regalo del amor del Padre. Él fundó la Iglesia como signo e instrumento de su amor. La vida cristiana también tiene sus signos. Jesús usó pan, vino y agua para ayudarnos a entender cosas superiores que no podemos ni ver ni tocar. En la celebración de la Eucaristía y en los otros sacramentos (bautismo, confirmación, reconciliación, matrimonio, órdenes, sacramento de los enfermos) los símbolos (agua, aceite, imposición de manos, el anillo), tienen su propio significado llevándonos a comunicarnos con Dios quien se encuentra presente en ellos. Así como estos signos litúrgicos, la Iglesia también cuenta con otros relacionados a eventos, tradiciones u otras personas. Uno de estos es el Escapulario de Nuestra Señora del Monte Carmelo.

El Escapulario es un Signo de María

Uno de los signos en la tradición de la Iglesia desde hace varios siglos es el Escapulario Marrón de Nuestra Señora del Monte Carmelo, aprobado por la Iglesia y aceptado por la Orden Carmelita como un signo externo del amor del María, de la confianza que sus hijos le tienen a ella y del compromiso de vivir como ella.

La palabra “escapulario” hace referencia a una prenda de vestir que los monjes vestían cuando trabajaban. Con el paso del tiempo, la gente comenzó a darle un significado simbólico a tal prenda, como por ejemplo la cruz que debe cargarse todos los días como discípulos y seguidores de Cristo. En algunas órdenes religiosas, como la de los carmelitas, el escapulario se convirtió en un signo de su estilo de vida llegando a simbolizar la dedicación especial de los carmelitas a María, la Madre de Dios, a expresar la confianza de su protección maternal y el deseo de ser como ella en su compromiso a Cristo y a los demás. Así llegó a ser un signo de María.

De Órdenes Religiosas al Pueblo de Dios

Durante el medioevo, muchos cristianos deseaban asociarse con las órdenes fundadas en aquel entonces, como los franciscanos, dominicos, agustinos y carmelitas. Ciertos grupos de personas laicas comenzaron a emerger en asociaciones, tales como las cofradías y hermandades. Todas las órdenes religiosas deseaban dar un signo de afiliación a estos laicos para que participaran de su espiritualidad y apostolado. Con frecuencia este signo era alguna parte de su hábito: un manto, un cordón o un escapulario. Entre los carmelitas, existió un momento cuando se aceptó una versión más pequeña del escapulario como signo de pertenencia a la orden y como expresión de su espiritualidad.

El Significado Espiritual del Escapulario

El escapulario encuentra sus raíces en la tradición de la orden, la cual ha visto en él un signo de la protección maternal de María. Por lo tanto, tiene varios significados espirituales aprobado por la Iglesia católica desde hace varios siglos:

  • Representa el compromiso de seguir a Jesús como María, el modelo perfecto de todos los discípulos de Cristo. Este compromiso encuentra su origen en el bautismo por el cual nos convertimos en hijos de Dios.
  • La Santísimo Virgen nos enseña a:
    • estar abiertos a Dios, y a su voluntad evidente en los eventos de nuestra vida;
    • escuchar a la Palabra de Dios en la Biblia y en la vida, a creer en ella y a poner en práctica lo que nos pide;
    • orar en todo momento como un medio para descubrir la presencia de Dios en todo lo que sucede a nuestro alrededor;
    • Involucrarnos con las personas estando atentos a sus necesidades.
  • Nos introduce a la comunidad del Carmelo, una comunidad de religiosos que ha existido en la Iglesia por más de ocho siglos. Nos llama a vivir el ideal de esta familia religiosa: amistad íntima con Dios a través de la oración.
  • Nos recuerda el ejemplo de los santos del Carmelo con quienes establecemos un lazo íntimo de hermandad mutua.
  • Es una expresión de nuestra creencia que algún día encontraremos a Dios en la vida eterna ayudados por la intersección y la oración de María.

Algunos Lineamientos Prácticos

El Escapulario Marrón se impone sólo una vez por algún sacerdote o persona autorizada.

El escapulario puede ser reemplazado después por una medalla que en un lado tenga la imagen del Sagrado Corazón de Jesús y en el otro lado la imagen de María.

El escapulario nos obliga a vivir como auténticos cristianos en línea con las enseñanzas del evangelio, recibir los sacramentos, y profesar nuestra devoción especial a la Santísima Virgen. Dicha devoción debe expresarse cada día a través del rezo del Ave María, la lectura orante de las Escrituras y el servicio a una persona necesitada.

Forma Breve para Recibir el Escapulario

Recibe el escapulario como un signo de tu relación especial con María, la Madre de Jesús, a quien prometes imitar. Que sea un recuerdo de tu dignidad como cristiano al servir a otros e imitar a María. Vístelo como signo de su protección y de pertenencia a la familia del Carmelo, haciendo la voluntad de Dios y dedicándote a construir un mundo fiel a su plan de comunidad, justicia y paz.

El Escapulario Marrón no es

  • un amuleto mágico para protegerte.
  • una garantía de salvación automática.
  • un pretexto para no vivir las exigencias de la vida cristiana.

El Escapulario Marrón es un signo que

  • ha sido aprobado por la Iglesia por más de siete siglos.
  • representa la decisión de seguir a Jesús como María:
    • abierta a Dios y a la voluntad de Dios.
    • guiada por la fe, la esperanza y la caridad.
    • cercana a las necesidades de las personas.
    • orando en todo momento.
    • descubriendo a Dios presente en todo lo que nos rodea.
  • introduce a las personas a la familia carmelita.
  • apunta hacia una fe renovada de encuentro con Dios en la vida eterna con la ayuda y la intercesión de María.

Aviso sobre el tratamiento de datos digitales (Cookies)

Este sitio web utiliza cookies para realizar algunas funciones necesarias y analizar el tráfico de nuestro sitio web. Solo recopilaremos su información si rellena nuestros formularios de contacto o de solicitud de oración para responder a su correo electrónico o incluir sus intenciones y solicitudes de oración. No utilizamos cookies para personalizar contenidos y anuncios. No compartiremos ningún dato con terceros enviados a través de nuestros formularios de correo electrónico. Su información debería ser su información personal.