Menu

carmelitecuria logo es

  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
Viernes, 05 Noviembre 2021 10:17

Memoria de San Nuño Álvares Pereira

El 6 de noviembre celebramos la memoria de San Nuño Álvares Pereira.

Lo que sería la Provincia Carmelita de Portugal, que aparece recogida por primera vez en el capítulo general de 1425, debe su existencia a San Nuño Álvares Pereira, héroe nacional de Portugal. Construyó una casa en Lisboa para los carmelitas y posteriormente ingresó en la Orden como oblato (fraile donado, una especie de hermano laico), residiendo en esa casa hasta su muerte.

Aunque quería vivir con sencillez, esto no siempre fue posible. Los antiguos soldados bajo su mando también entraron en la Orden y les resultaba difícil dirigirse a su antiguo Condestable como un carmelita más. Como pertenecía a la familia real de Portugal, el rey le prohibió por indecorosa su costumbre de pasear por la ciudad con su hábito carmelita repartiendo dinero a los pobres.

Aunque el monasterio sirve ahora como sede de la Guardia Nacional Republicana (GNR) de Portugal, hay muchos recuerdos de Nuño en su interior, incluida su supuesta celda. La iglesia, también un regalo de Nuño a la Orden, fue destruida en su mayor parte por el terremoto de 1755. Los autores antiguos se deshacen en elogios sobre esta estructura. Constaba de tres naves y un crucero, las naves divididas por cinco arcos góticos. El santuario era el más rico de la corte, su retablo fue encargado por un distinguido erudito de las escrituras. La tribuna estaba flanqueada por las estatuas a tamaño natural de Elías y Eliseo, la primera de las cuales portaba la espada del propio Nuño. La estatua de Nuestra Señora del Monte Carmelo también fue proporcionada por el Condestable y la vestimenta de la estatua por el rey Juan V.

Su epitafio reza:

"Aquí yace aquel famoso Nuño, el Condestable, fundador de la Casa de Braganza, excelente general, monje bendito, que durante su vida en la tierra deseó tan ardientemente el Reino de los Cielos que, después de su muerte, mereció la compañía eterna de los Santos. Sus honores mundanos fueron innumerables, pero les dio la espalda. Fue un gran Príncipe, pero se hizo un humilde monje. Fundó, construyó y donó esta iglesia en la que descansa su cuerpo".

El 26 de abril de 2009, el Papa Benedicto XVI, tras reconocer la curación milagrosa de una mujer ciega por intercesión de Nuño, lo declaró santo, 578 años después de su muerte, que ocurrió en el mismo año en que santa Juana de Arco fue condenada a la hoguera y quemada viva.

La casa carmelita de Fátima (Portugal), que acoge a los peregrinos en el lugar de las apariciones marianas, lleva el nombre de Nuño, el mayor héroe militar de Portugal y uno de los hijos más devotos de la Orden.

Leer más aquí

Image Gallery

View the embedded image gallery online at:
https://www.ocarm.org/es/item/5609#sigProIde1cae320a9

Aviso sobre el tratamiento de datos digitales (Cookies)

Este sitio web utiliza cookies para realizar algunas funciones necesarias y analizar el tráfico de nuestro sitio web. Solo recopilaremos su información si rellena nuestros formularios de contacto o de solicitud de oración para responder a su correo electrónico o incluir sus intenciones y solicitudes de oración. No utilizamos cookies para personalizar contenidos y anuncios. No compartiremos ningún dato con terceros enviados a través de nuestros formularios de correo electrónico. Su información debería ser su información personal.