Menu

carmelitecuria logo es

  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
Viernes, 09 Diciembre 2022 06:59

Celebrando en Familia - Tercer Domingo de Adviento

¿Eres tú el elegido?
(Mateo 11:2-11)

Este domingo marca el punto de inflexión del tiempo de Adviento. Tradicionalmente, llamado Domingo de Gaudete, es un día de alegría por el Salvador está cerca. El foco de interés pasa de la venida final de Cristo al final de los tiempos a la primera venida a primera venida de Cristo en Belén. La nota de alegría está simbolizada por la inclusión del color rosado entre el morado del Adviento.
La gozosa primera lectura del profeta Isaías proclama que Dios está en camino para salvar a su pueblo. Esta venida trae consigo la sanación, el regocijo y el fin de las penas y los tormentos.
La carta de Santiago exhorta a la paciencia en la espera de la venida de Dios, mediante el uso de las imágenes de los labradores y de los profetas. La actitud del discípulo debe ser la paciencia.
Podría ser que seamos nosotros los que tardamos en responder a Dios; los que tardamos en permitir que el mensaje del evangelio y el Espíritu Santo cambien nuestras vidas para que también nosotros tengamos el poder de llevar la sanación y la alegría. En el Evangelio, Jesús cumple la profecía de la primera lectura sobre el Mesías. Juan el Bautista le pregunta: “Eres tú el que ha de venir o tenemos que esperar a otro?”
Las palabras de Jesús aclaran su identidad y la de Juan el Bautista. Jesús viene, no como la figura de un guerrero-mesías, matando y acuchillando, sino como “la bondad de Dios”, cuidando las ovejas, curando y liberando a los necesitados, - los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos quedan limpios y los sordos oyen; los resucitan y los pobres son evangelizados.
Pero, ¿es Jesús el ‘único’ para nosotros, o realmente estamos esperando que alguien o algo más nos salve?
Nuestra Navidad no puede limitarse a una conversación acerca del nacimiento de Jesús hace mucho tiempo, a la celebración de un aniversario histórico. Tiene que ser más que eso: una celebración de un nuevo descubrimiento, de la presencia cada vez más profunda del Cristo en cada uno de nosotros. ¡Alégrate! ¡Dios no solo está ‘en camino’, sino que ya ha llegado!

Aviso sobre el tratamiento de datos digitales (Cookies)

Este sitio web utiliza cookies para realizar algunas funciones necesarias y analizar el tráfico de nuestro sitio web. Solo recopilaremos su información si rellena nuestros formularios de contacto o de solicitud de oración para responder a su correo electrónico o incluir sus intenciones y solicitudes de oración. No utilizamos cookies para personalizar contenidos y anuncios. No compartiremos ningún dato con terceros enviados a través de nuestros formularios de correo electrónico. Su información debería ser su información personal.