Print this page

¿Quienes somos?

Los Carmelitas, más formalmente conocidos como Hermanos de la Bienaventurada Virgen María del Monte Carmelo, son una Orden religiosa de la Iglesia Católica de tradición mendicante. Fundada formalmente antes de 1214 d. C., hoy dicha Orden incluye mujeres y hombres, clérigos, monjas de clausura, eremitas, religiosos y personas laicas de muchas partes del mundo. Sus miembros, en diálogo con el Espíritu mediante la Palabra de Dios, escuchan la llamada de la Iglesia hoy y se esfuerzan por estar atentos al grito de los pobres e indefensos, renovando constantemente su tradición y espiritualidad en el mundo actual. Durante siglos los Carmelitas han afrontado el reto de vivir fielmente su carisma de la contemplación y la mística en cada época de la historia.

La vida en el Carmelo ofrece la posibilidad de una espiritualidad personal y una liberación interior, e invita a un compromiso con la persona de Jesús y su mensaje. Encarnando los valores del Evangelio, tratan de construir un nuevo cielo y una nueva tierra  que se transformen en una nueva creación. Eso implica que la persona se libere de sus ídolos interiores, ya que sin una conversión profunda no se puede ayudar a otros en su camino.

La Orden de los Carmelitas (siglas: O.Carm.) está estructurada como las otras Ordenes Mendicantes, y es un instituto religioso de derecho pontificio. Su organización es por tanto la típica de los Mendicantes: un cuerpo único dependiente de un Prior General y a cuya base están los conventos locales reunidos en Provincias,Friars Comisariados Generales, Delegaciones Generales, Casas bajo la Inmediata Jurisdicción del Prior General, Comunidades de Ermitaños Agregados ‘Pleno Iure’ a la Orden y Comunidades Afiliadas. Estos se reagrupan después según los criterios geográficos o lingüísticos. El religioso, ligado a este cuerpo unitario, está disponible para ir a una comunidad local, provincial y general, según la actividad a la que se le destine.

El Capítulo de una Provincia, celebrado cada tres años, reúne a sus representantes para elegir al respectivo Prior Provincial y a su Consejo y para decidir sobre las cuestiones más importantes. El Capítulo General, celebrado cada seis años, elige al Prior General y a su Consejo, y examina y decide sobre los problemas más relevantes de la Orden. El Prior General con los miembros del Consejo General reside en Roma, a la que abandona sólo con ocasión de visitas a las Provincias y a las comunidades de la Orden y de la Familia Carmelita.