Print this page

Lecciones de su vida

titusbrandsma 450x300

Lecciones de la vida de Brandsma

Las primeras líneas de un poema de su celda en Scheveningen explican la fuente de su fuerza interior: «Bien amado Jesús, cuando te veo en mí fijos tus ojos, me recreo. Mi pobre corazón goza contigo al verte el más amante y fiel amigo».

  • La experiencia de los que estaban con él en Dachau era que la serena paz interior de Brandsma provenía de una fuente profunda: Tu cercanía hace que todo esté bien dentro de mí - permitiéndole estar tan sereno en medio de tanta actividad y tantas preocupaciones.
  • Brandsma enseñó que nuestra orientación hacia Dios proviene de nuestro interior: La inhabitación y el obrar de Dios no sólo deben ser objeto de intuición, sino también manifestarse en nuestra vida, llegar a expresarse en nuestras palabras y actos, e irradiar todo nuestro ser y comportamiento.
  • En su discurso de rector, el día de la fundación de 1932 en la Universidad de Nimega, Brandsma dijo: «La idea de Dios no es inmutable como la roca, sino que se manifiesta en nuestra vida en imágenes siempre cambiantes que no significan un cambio esencial, sino que sitúan nuestra idea de Dios bajo una luz diferente. Tito pide una gran apertura a esta variabilidad de la idea de Dios. Debemos buscar al Eterno en el tiempo».
  • Dios es la base más profunda de nuestro ser
    • ... una persona se da cuenta de que está siendo movida y moldeada por fuerzas que provienen del núcleo de su ser;
    • ... abrirse al mundo interior es experimentarlo como un misterio. No viene de uno mismo... se nos da.
    • La vida de Dios en nosotros es dinámica, y se manifiesta continuamente en nosotros: Dios es un poder interior que nos impacta de manera liberadora y clarificadora y nos hace mirar el mundo de manera diferente.
    • Este sentido de Dios en/con él permitió a Brandsma sentirse en casa en cualquier lugar, ya sea en medio de la gente o en el silencio de su celda.
  • Brandsma enseñó que Dios actúa en el ser humano de forma tan oculta que todo lo que es humano permanece y no se destruye, y que en la vida interior de todo ser humano hay momentos de espera y recepción, junto a un tiempo de decisión, acción y entrega.
  • La vida real está formada y dirigida por lo que podemos entender y es racional, pero también por lo accidental.
  • Brandsma enseñó: Arrodíllate ante la imagen de Dios en tu hermano.
    • El respeto de Brandsma por las personas surge del hecho de que están conectadas entre sí en y a través de Dios. Este respeto por los demás induce a la persona a dar a sus semejantes el espacio en el que pueden ser ellos mismos.
  • El 16 de junio de 1942, Brandsma fue enviado a Dachau, donde fue despojado de toda dignidad, conocido únicamente con el número 30492.
    • Se comportó como si viviera en libertad. Su silencio interior era algo que nadie podía quitarle.
    • En Dachau sufrió terribles indignidades. A partir de ese momento, Tito murió continuamente: dejó de lado lo que esperaba de esta existencia humana, y se abandonó a lo que era posible a los ojos de Dios. Su base más profunda era la certeza de ser amado... Oh Jesús, cuando te miro mi amor por ti se hace más verdadero. Y el tuyo, sé que nunca terminará: Me ves como un amigo especial.
    • Rafael menciona repetidamente la serenidad y el equilibrio que Brandsma mostraba.
    • Brandsma permaneció totalmente sereno... mostró el espíritu de "desinterés" del místico.
    • "El hombre que le golpeaba y pateaba no podía tocar su vida interior".
    • Comenta el sacerdote capuchino Othmarus: «Una eterna sonrisa llena de paciencia y serenidad interior, una sonrisa de mística resignación en el todo sufrimiento que tuvo que soportar, marcó a Tito. Había sido maltratado de tal manera que los dientes le colgaban literalmente de la boca. Todo eso lo pagaba con la oración de Cristo: "Padre, perdónalos". Ni yo ni nadie le oyó nunca quejarse. Era un santo».
  • "En Scheveningen y Amersfoort vivió y habló desde la riqueza de su conocimiento y experiencia, como quedó escrito en su interrogatorio, su defensa, su discurso sobre Geert Grote. En Kleve y Dachau se dio cuenta de que había sido abandonado por las autoridades. Esta constatación le impactó profundamente. Tras un grave conflicto interior, se rindió. Ya no esperaba un rescate. Lo único que estaba fuertemente vivo en él era la comprensión de que estaba en manos de Dios y que su dignidad era 'inviolable'".
  • Su reflexión en Scheveningen, Sé que me amas, le sostuvo.
  • El 26 de julio de 1942, Brandsma recibió una inyección mortal y murió.