Pasar al contenido principal

Anuncio del nacimiento de una nueva realidad en la provincia durante el Capítulo de Holanda

37/2014-18-05

El Prior General y su Consejo tienen la alegría de anunciar la decisión de erigir una asociación de la Tercera Orden en las comunidades de Boxmeer, Zenderen, Nijmegen y Almelo, como respuesta a la petición formal de la Provincia de Holanda del 14 de abril de 2014 respecto

a las mujeres asociadas a la provincia desde hace más de treinta años, con el consentimiento de las mismas. Al final del Capitulo Provincial, celebrado en Denekamp, Paises Bajos, del 7 al 11 de mayo de 2014, el P. Fernando Millán Romeral, O.Carm., anunció que el Consejo General ha aceptado la petición de erigir para este grupo una asociación de la Tercera Orden en conformidad con el canon 312,3 del Código de Derecho Canónico y con la Regla del Tercer Orden, n. 56. De este modo, el grupo pasa a ser formalmente parte de la Familia Carmelitana.

¿Te gustaría recibir las noticias en tu correo electrónico?
Suscribirse CITOC Online


* obligatorio





Lista de Información:

CITOC Online es el boletín electrónico publicado por la Orden de los Carmelitas. Las noticias, información, características, artículos, cartas, fotos y otros materiales enviados se convierten en propiedad de Citoc Online

Privacy Policy:

  • Your email address will never be shared with any 3rd parties and you will receive only the type of content for which you signed up.
  • CITOC Online can be shared among friends, family and relatives for religious purpose without changing its content.

 

 

Como Carmelitas, Vivimos nuestra vida en obsequio de Jesucristo y servirle fielmente con corazón puro y buena conciencia a través de un comprometiéndose en la búsqueda del rostro del Dios vivo (dimensión contemplativa de la vida), en la oración, en la fraternidad y en el servicio (diakonía) en medio del pueblo. Estos tres elementos fundamentales del carisma no son valores aislados o inconexos, sino que  están estrechamente ligados entre sí. 

Todo esto lo vivimos bajo la protección, la inspiración y la guía de María, la Virgen del Carmen, a la que honramos como “nuestra Madre y hermana”.