Print this page

Los Laicos Carmelitas (Orden Tercera)

La Orden Carmelita se enriquece con los fieles que, bajo la inspiración del Espíritu Santo, regulan su vida según las enseñanzas del Evangelio conforme el espíritu del Carmelo. La Tercera Orden y las demás formas del laicado carmelita ejercen su influjo en la estructura y el espíritu de toda la familia carmelita (Const.2019 n. 114).

La Tercera Orden de la Santísima Virgen María es una asociación principalmente de laicos. Sus miembros, respondiendo a la especial llamada de Dios, se comprometen libre y deliberadamente a vivir en obsequio de Jesucristo según el carisma, las tradiciones y el espíritu del Carmelo en unión con el Prior General de la Orden Carmelita. Sus miembros, aunque no pertenecen a la vida religiosa, optan por vivir su compromiso bautismal según el espíritu de la Orden Carmelita. Los miembros son los hermanos y hermanas de la Familia Carmelita que comparten la misma llamada a la santidad y la misma misión del Carmelo.

La orden ha constituido un Secretariado para los laicos. El Consejero General responsable de esta área es el P. Luis Maza Subero, O.Carm. el plan global de este secretariado es el siguiente:

SECRETARIADO GENERAL PARA EL LAICADO CARMELITA

Luis Jose Maza Subero, O.Carm.

frluis 150No tengan miedo de ir y llevar a Cristo a cualquier ambiente, hasta las periferias existenciales, también a quien parece más lejano e indiferente… El Señor busca a todos, quiere que todos sientan el calor de su misericordia y amor. Y nos invita a ir sin miedo con el anuncio misionero, allí donde nos encontremos… siempre es bueno y oportuno compartir la alegría del Evangelio” (ChV, 177).
Todo laico carmelita es como una chispa de amor fraterno arrojada en el bosque de la vida: debe ser capaz de prender en cualquiera que se le acerque” (Regla T.O.C., 44).

La fecundidad del carisma carmelita es motivo de alegría, confirma la fidelidad creadora vivida bajo el impulso del Espíritu Santo acogida con gratitud y discernimiento. Son muchas las personas que se inspiran en la Regla de San Alberto conformando así la familia carmelita. En ella, encontramos una pluralidad de formas de vivir el carisma: frailes, monjas, congregaciones afiliadas, Terceras Órdenes y diferentes expresiones laicales que buscan inspiración en la espiritualidad carmelita.

La diversidad en la manera de vivir el carisma de la Orden nos impulsa a la tarea de abrir espacios a los laicos carmelitas, promover su propia vocación laical, que integre la trilogía formación, plegaria y acción y, los capacita para ser testimonio de su misión laical en la sociedad. Los laicos carmelitas están llamados a participar en la misión com62

partida de la Iglesia y de la Orden. En palabras de Francisco «caminar juntos para aprender a escuchar y discernir a través de la escucha y diálogo sincero de todos».

La misión del laico carmelita está comprometida con el servicio preferencial a los más pobres, acercándose a los vulnerables y excluidos de la sociedad. El laico carmelita debe patear las calles, ser fermento del Evangelio en sus espacios vitales, apoyando las iniciativas de la Iglesia y de la Orden para ser una Iglesia en salida, que como el Profeta Elías defendió el verdadero rostro de Dios, que denunció las injusticias y vivió en la presencia de un Dios que se manifiesta en la brisa suave, que «sabe discernir dónde está el Señor y el Señor lo prepara con el don del discernimiento [...] para la misión [...], cuando el Señor quiere darnos una misión, quieres darnos un trabajo, nos prepara para que lo hagamos bien, precisamente como preparó a Elías» (Francisco, homilía 13 de junio de 2014).

Los Projectos Concretos Del 2019al 2025 Son Los Siguientes

  • Proporcionar -a través del Secretariado para el Laicado Carmelita- un manual de formación, divulgándolo a todas las comunidades laicales, formándolas en aspectos como la misión, oración, fraternidad, solidaridad, y cuidado de la casa común.
  • Organizar encuentros de formadores de la TOC y de las otras expresiones laicales carmelitas a nivel local y regional.
  • Acompañar a la familia carmelita a un proceso espiritual de sinodalidad y discernimiento que impulse a la conversión pastoral y misionera de los fieles laicos carmelitas.
  • Organizar un Congreso Internacional de los laicos carmelitas en el sexenio, como un espacio para compartir
  • 63
  • las experiencias de su vocación como Carmelitas, sus procesos formativos y la manera como en las diferentes realidades se vive el espíritu carmelita. Dicho Congreso será preparado con la elaboración de un instrumentum laboris, y servirá para formular propuestas para el Capítulo General de los Frailes 2025.
  • Potenciar la comunicación y colaboración con la Comisión internacional de Jóvenes para trabajar los aspectos comunes de ambos grupos de trabajo.
  • Fomentar el carisma carmelita en medio del pueblo, comprometiéndonos con el servicio preferencial con los pobres, con los vulnerables, con los excluidos.
  • Concienciar en la misión compartida a las diferentes realidades de la Familia Carmelita, una acción evangelizadora que nos ayude a crecer en comunión de vida, de bienes, compartiendo lo que somos, lo que tenemos, el gran don del carisma carmelita.
  • Actualizar el registro de los grupos de los laicos carmelitas, para fomentar la comunicación y la colaboración entre ellos.
  • Desarrollar -a nivel laical- un plan estratégico de comunicación para afrontar el reto de la cultura digital como medio de evangelización con el fin de coadyuvar la formación y la comunicación entre las diferentes realidades del Orden.

Miembros del Secretariado para el laicado Carmelita:

  • Luis José Maza Subero, O.Carm
  • Maria Monica Feifei Enhudjiana, TOC (Indonesia)
  • Amos Ochieng TOC (Kenia)
  • Michele Bonanno, TOC (Italia)
  • Rosario María Vera Martin, TOC (Betica, Spagna)
  • Paolo Daher, TOC (Brasile)
  • Aideen Ryan, TOC (Irlanda)