Skip to Content

Actividades de Europa 2015

Romania.JPG

P. John Keating O.Carm.

Los Provinciales, Comisarios y Delegados Generales de la Zona Geográfica de Europa se reunieron en septiembre de este año 2015 en el Centro Internacional de S. Alberto en Roma (CISA). Este grupo se reune cada dieciocho meses para revisar la situación del Carmelo en todo el continente y tratar de abordar los esfuerzos comunes para el futuro. En este encuentro, conscientes de la situación presente de las personas del continente europeo y la reflexión sobre la actual crisis de los que huyen de la terrible situación del Oriente Medio, enviaron un mensaje a todos los carmelitas europeos, concluyendo con estas palabras: “Teniendo en cuenta que en el principio nosotros fuimos peregrinos y urgidos por nuestro carisma contemplativo y profético, invitamos a todas las comunidades, en la medida de sus posibilidades, a estar abiertos a la clase de solidaridad que esta situación humanitaria requiere y que la Iglesia nos pide también. “

 En cuanto a la vida carmelita en Europa en la actualidad, los provinciales se enfrentaron a la realidad como la ven hoy y buscaron una visión o estrategia común para llevarla a cabo como provincias en el futuro. Ha habido, en los últimos años, algunos capítulos provinciales que han visto dificultades pero que han tomado decisiones valientes. La cuestión de la formación inicial ocupó un lugar importante en su agenda. Ahora tenemos un noviciado internacional europeo en Salamanca, España. De los quince novicios que hay ahí este año, nueve son de Europa más seis del Caribe. Actualmente se está llevando una importante restauración de la residencia de Salamanca por la Provincias de Aragón, Castilla y Valencia (AVC) con el fin de establecer un nuevo centro espiritual. Salamanca no es solamente un bello lugar sino un lugar emblemático para la Orden ya que fue allí, en el convento de S. Andrés, donde S. Juan de la Cruz hizo su formación. También se decidió en el encuentro seguir adelante con una formación comunitaria común europea en Roma para los profesos temporales. Se está creando un grupo para el estudio de las implicaciones prácticas de esta decisión. La formación y las vocaciones deben ser algo prioritario para todos los carmelitas de la zona europea para asegurar que la misión de la Orden continúe en la próxima generación. Siempre hay retos y el viejo continente se enfrenta con una realidad constantemente en cambio tanto social como espiritual. No se puede considerar esto de un modo negativo ya que se ha de mirar positivamente con una nueva esperanza que nace de una visión cristiana de la vida. Con respecto al número de frailes en descenso existe la presión de cómo mantener la presencia en todas partes. Algunos lugares, por desgracia, tendrán que cerrar. La presencia y misión de la Orden es aún fuerte y una parte significativa de la misión de la Iglesia en la Europa de hoy. El Prior General ha usado algunas veces un símil futbolístico para nuestro futuro europeo: “no es posible continuar siendo un equipo completo de once jugadores si sólo tenemos siete adecuados y disponibles para jugar.” El enfoque ha de ser de un profundo discernimiento, incluyendo el diálogo entre quienes están involucrados en la toma de decisiones y quienes están afectados por ellas. La misión del Carmelo es mucho más que la propiedad y las estructuras.

Ha habido en toda Europa maravillosas celebraciones, congresos y actividades para conmemorar el 500º aniversario del nacimiento de Sta. Teresa de Jesús. La mayoría de estos acontecimientos han sido publicados por CITOC-online. En 2016 celebraremos el 450º aniversario del nacimiento de una de nuestras grandes místicas carmelitas, Sta. María Magdalena de Pazzi (de Florencia). La presencia de nuestras monjas en toda Europa es significativa y de vital importancia para toda la Orden. Esto nos lo recordó nuestro P. General, Fernando Millán Romeral, en julio de 2015, cuando presidió la solemne celebración de la eucaristía en acción de gracias por el 400º aniversario de la fundación del monasterio de la Encarnación de Zaragoza (España). Todos estos acontecimientos nos recuerdan la misión y carisma de la Orden, mostrándonos las muchas cosas maravillosas que se dan en nuestra zona de Europa y una vez más el reto para todos los carmelitas europeos de fortalecer la presencia de la Orden con la colaboración de nuestros frailes, monjas, hermanas y numerosos grupos laicos. Muchos grupos de carmelitas laicos se están reuniendo en diferentes partes del continente para orar, para la reflexión espiritual, servicios sociales y por medio del trabajo de las siete escuelas gestionadas por los carmelitas. La primera etapa del proyecto juvenil de carmelitas europeos “Awakening” se ha completado como puede verse en la edición de esta revista.

 El Prior General tuvo recientemente la oportunidad de visitar nuestra comunidad de Luncani, Rumanía, que es parte de la provincia de Italia. La comunidad carmelita allí vive en un bello lugar, un centro espiritual que acoge a muchas personas entre católicos y ortodoxos. La provincia de Polonia está abriendo una comunidad en Lituania este otoño, después de muchos años de participación, especialmente por la provincia de Holanda, en una pastoral que ha permitido la fundación de esta nueva misión europea.

Ya que CITOC-Online nos recuerda con regularidad el fallecimiento de muchos de nuestros hermanos y hermanas en Europa, es importante recordar el paso de aquellos que han contribuido de un modo significativo en esta parte del mundo y como misioneros. Queremos hacer mención solamente de uno de los muchos recientemente fallecidos, el P. Pablo M. Garrido Herrero (ACV) que ha servido a la Orden como uno de sus más significativos historiadores. Que él encuentre la paz en su hogar del cielo.

Como Carmelitas, Vivimos nuestra vida en obsequio de Jesucristo y servirle fielmente con corazón puro y buena conciencia a través de un comprometiéndose en la búsqueda del rostro del Dios vivo (dimensión contemplativa de la vida), en la oración, en la fraternidad y en el servicio (diakonía) en medio del pueblo. Estos tres elementos fundamentales del carisma no son valores aislados o inconexos, sino que  están estrechamente ligados entre sí. 

Todo esto lo vivimos bajo la protección, la inspiración y la guía de María, la Virgen del Carmen, a la que honramos como “nuestra Madre y hermana”.



ocarmpage | by Dr. Radut