Skip to Content

B. Dionisio de la Natividad (OCD), Sacerdote y Mártir, y Redentor de la Cruz (OCD), Religioso y Mártir (m)

Litúrgico: 
Martes, 29 Noviembre, 2016
Denis-Redemptus.jpg

Dionisio nació en Honfleur, Francia, el 12 de diciembre de 1600. Cosmógrafo y capitán de las naves de los reyes de Francia y Portugal, en el 1635 se hizo Carmelita Descalzo en Goa, donde en el 1615 había profesado como "converso" también Tomás Rodríguez de Cuhna (nacido en el 1598), portugués, tomando el nombre de Redento de la Cruz. Enviados a la isla de Sumatra, en Indonesia, el 29 de noviembre de 1638 coronaron con el martirio, junto a la ciudad de Achen, su fe en Cristo, atestiguada con firmeza hasta el fin. Fueron beatificados por León XIII el 10 de junio de 1900.


Mártires. El nombre de pila del Beato Dionisio era Pedro Berthelot. Nació en Francia en el año 1600. Fue sacerdote de la orden de los carmelitas descalzos. El Beato Redentor, por su parte, nació en Paredes, Portugal, hacia el año 1598. Se convirtió al catolicismo y también fue religioso de los carmelitas descalzos. A estos dos hombres de Dios los unió el amor por Jesucristo y por la Iglesia. Dionisio era navegante y, en este oficio, sirvió a los reyes de Francia y Portugal. Fue en uno de sus viajes que el Señor lo llamó a su servicio. Conoció al padre Felipe de la Santísima Trinidad, de la orden carmelita, con quien, conversando, vio la necesidad de cambiar de vida. Ingresó en la comunidad de los carmelitas descalzos, en donde profesó sus votos y cambió su nombre de Pedro por el de Natividad. Aquí conoció a Fray Redentor de la Cruz, acompañándolo a evangelizar en la isla de Sumatra, Indonesia. Luego de ello, apenas llegados a la isla, fueron agredidos por un grupo de musulmanes turcos. Los forzaron a que renegaran de la fe católica, pero estos dos beatos se mantuvieron firmes. Esto irritó a los musulmanes, por lo que los condenaron a la pena capital. Con solo decir que renunciaban a la fe católica y abrazaban la musulmana se hubieran salvado del martirio. Sin embargo, su amor era tan fuerte por Cristo y  por la Iglesia, que decidieron padecer el glorioso martirio y pasar al banquete que tiene preparado nuestro Señor para aquellos que lo aman con sincero corazón. Murieron en el año 1638 en Aachen, Sumatra, Indonesia. Son los dos primeros mártires Carmelitas Descalzos. En 1900 el Papa León XIII los beatificó.

Como Carmelitas, Vivimos nuestra vida en obsequio de Jesucristo y servirle fielmente con corazón puro y buena conciencia a través de un comprometiéndose en la búsqueda del rostro del Dios vivo (dimensión contemplativa de la vida), en la oración, en la fraternidad y en el servicio (diakonía) en medio del pueblo. Estos tres elementos fundamentales del carisma no son valores aislados o inconexos, sino que  están estrechamente ligados entre sí. 

Todo esto lo vivimos bajo la protección, la inspiración y la guía de María, la Virgen del Carmen, a la que honramos como “nuestra Madre y hermana”.



date2 | by Dr. Radut