Skip to Content

B. Angel Prat i Hostench y 16 compañeros, Religiosos (m)

Litúrgico: 
Jueves, 4 Mayo, 2017
Bl. Angel Prat i Hostench and 16 companions,.jpg

En los 1936 diecisiete religiosos españoles miembros a varias comunidades Carmelitas dieron su vida en defensa y testimonio de su fe cristiana y consagración a Jesucristo.
El 28 de julio, en la estación del ferrocarril de Tàrrega, los doce religiosos de la comunidad de Tarrega fueron detenidos, y llevados al Clots dels Aubens en Cervera y asesinados al amanecer del 29 de julio mientras rezaban a Jesús y a la Madre del Carmelo. Estos religiosos fueron:  P. Ángel Maria Prat Hostench, prior, P. Eliseo Maria Maneus Besalduch, maestro de los novicios, P. Anastasio Maria Dorca Coramina, de la comunidad de Olot (Girona) que se hallaba en Tàrrega predicando la Novena por la fiesta de Nuestra Señora del Carmen, P. Eduardo Maria Serrano Buj, profesor. También los estudiantes de filosofía:  Fr. Pedro Maria Ferrer Marin, Andrés Maria Solè Rovira, Juan Maria Puigmitjà Rubió, Miguel Maria Soler Sala, Pedro-Tomás Maria Prat Colledecarrera y el hermano laico Eliseo Maria Fontdecaba Quiroga así como los novicios Fr. Elías Maria Garre Egeo y José Maria Escoto Ruíz.

Durante la noche del 13 de agosto, a Vic, Barcelona, Sor Maria del Patrocinio de San José Badía Flaquer, una monja del convento de Vic, fue detenida y asesinada la misma noche defendiendo su castidad y testimoniando su consagración a Cristo.

El 3 de octubre fue asesinado Fr. Eufrosino Maria Raga Nadal, un subdiácono y miembro de la comunidad de Olot.

Fr. Ludovico Maria Ayet Canós y Ángel Maria Prestado Batlle, Carmelitas de la comunidad de Terrassa, Barcelona, fueron detenidos el 21 de julio y enviados a la Cárcel Modelo, de Barcelona. El 13 de agosto fueron asesinados en el cementerio de Terrassa.

El prior de la comunidad de Olot, P. Fernando Maria Llobera Puigsech, fue asesinado en los fosos de Santa Elena de Montjuic (Barcelona) sencillamente porque era un religioso.
El proceso por la beatificación de este grupo se inició en la diócesis de Barcelona en septiembre de 1959. El 26 de junio de 2006, el San Padre, Benedicto XVI, firmó el decreto para su beatificación. El 28 de octubre de 2007 han sido beatificados entre un grupo de 498 mártires españoles del siglo XX.

Como Carmelitas, Vivimos nuestra vida en obsequio de Jesucristo y servirle fielmente con corazón puro y buena conciencia a través de un comprometiéndose en la búsqueda del rostro del Dios vivo (dimensión contemplativa de la vida), en la oración, en la fraternidad y en el servicio (diakonía) en medio del pueblo. Estos tres elementos fundamentales del carisma no son valores aislados o inconexos, sino que  están estrechamente ligados entre sí. 

Todo esto lo vivimos bajo la protección, la inspiración y la guía de María, la Virgen del Carmen, a la que honramos como “nuestra Madre y hermana”.



date2 | by Dr. Radut