Pasar al contenido principal

CARTA INFORMATIVA E INVITACIÓN AL CURSO SOBRE LA PREDICACIÓN ORGANIZADO POR LA COMISIÓN GENERAL PARA LA EVANGELIZACIÓN Y MISIÓN

Prot. no. 100/2018.

18 Mayo 2018.

 

A los líderes de la Familia Carmelita

Queridos hermanos y hermanas carmelitas:

Leer más
Alegría en la comunidad contemplativa - Me alegro al descubrir el amor de dios en mi vida

Vivir de manera auténtica revela los múltiples signos de la presencia de Dios en mi vida

Escuchar la Escritura

Llegó, pues, a una ciudad de Samaria llamada Sicar, cerca de la heredad que Jacob dio a su hijo José. Allí estaba el pozo de Jacob. Jesús, como se había fatigado del camino, estaba sentado junto al pozo.

Alegría en la comunidad contemplativa - Me alegro en la esperanza contemplativa de la oración y la alabanza

Que nuestra común oración llene de alegría los corazones y afiance el camino de la fe

Escuchar la Escritura

Pero llega la hora (ya estamos en ella) en que los adoradores verdaderos adorarán al Padre en espíritu y en verdad, porque así quiere el Padre que sean los que le adoren. Dios es espíritu, y los que lo adoran, deben adorar en espíritu y verdad. (Jn 4,23-24).

Alegría en la comunidad contemplativa - Me alegro incluso en mis batallas

He pasado muchas dificultades, y me he hecho más fuerte…

Escuchar la Escritura

Salió y, como de costumbre, fue al monte de los Olivos, los discípulos le siguieron. Llegado al lugar les dijo: “pedid que no caigáis en tentación”. Se apartó de ellos como un tiro de piedra, y puesto de rodillas oraba diciendo: “Padre, si quieres, aparta de mí esta copa;

Alegría en la comunidad contemplativa - Me alegro de formar parte de una comunidad de creyentes

    Caminar junto a otros en nombre del amor infalible hace que me alegre en la fe.

Escuchar la escritura

Más valen dos que uno solo, pues obtienen mayor ganancia de su esfuerzo. Si uno cae, lo levantará su compañero: pero ¡ay del solo que cae!, que no tiene quien lo levante. (Qo 4,9-10).

Alegría en la comunidad contemplativa - Alegrarse en la belleza del Carmelo

Meditaba en la belleza y le encontré en el Carmelo… y allí había alegría.

Escuchar la Escritura

Estalle en flor y se regocije hasta lanzar gritos de júbilo. La gloria del Líbano le ha sido dada, el esplendor del Carmelo y de Sarón. Se verá la gloria del Señor, el esplendor de nuestro Dios. (Is 35,2).

Alegría en la comunidad contemplativa - Alegrarse en las profundidades del silencio

Silencio en el corazón, silencio en la oración, silencio en nuestro habitáculo, silencio en un mundo ruidoso…

Escuchar la Escritura

El templo se construyó con piedra tallada en la cantera, de modo que durante la construcción no se escucharon martillos, sierras ni instrumentos de hierro (1R 6,7).

Llegó la palabra del Señor a Elías diciendo: “Sal y permanece de pie en el monte ante el Señor. Entonces pasó el Señor y hubo

Suscribirse a Evangelización
Como Carmelitas, Vivimos nuestra vida en obsequio de Jesucristo y servirle fielmente con corazón puro y buena conciencia a través de un comprometiéndose en la búsqueda del rostro del Dios vivo (dimensión contemplativa de la vida), en la oración, en la fraternidad y en el servicio (diakonía) en medio del pueblo. Estos tres elementos fundamentales del carisma no son valores aislados o inconexos, sino que  están estrechamente ligados entre sí. 

Todo esto lo vivimos bajo la protección, la inspiración y la guía de María, la Virgen del Carmen, a la que honramos como “nuestra Madre y hermana”.